"Seamos verdaderas imágenes de la Virgen" María Dominica Mazzarello

12 maggio 2022

2015%20-%20Torino%20(7)_edited.jpg

 

Hoy es la fiesta de María Dominica Mazzarello, que exhortó a las hijas de su Instituto con estas palabras: "Seamos verdaderas imágenes de la Virgen". La devoción mariana de María D. El mazzarello adopta la forma de una tensión por revivir en uno mismo el misterio de María, por modelarse en su fisonomía espiritual, por reproducirla en uno mismo, por encarnarla místicamente en uno mismo. "Sed muy devotos de la Virgen María, nuestra tierna Madre, imitad sus virtudes, especialmente su humildad, pureza y recogimiento. Si lo haces, serás feliz en la vida y en la muerte".

 

A María le confía la dirección de sus hijas: "El oficio de priora, oh hermanas mías, está tan lejos de mis pensamientos como yo de merecerlo. Precisamente por esta debilidad mía no quiero ser Priora del Monasterio, salvo de nombre. La verdadera priora será la Virgen que está delante de ti", hasta el punto de que tiene la costumbre de dejar las llaves de la casa al pie de la estatua de María Auxiliadora todas las noches.

 

En el amor por las jóvenes y por su bien, en los métodos educativos sugeridos por Mazzarello, en las recomendaciones a las propias muchachas, se vislumbra la "matriz mariana" que interiormente y pedagógicamente la formó a ella y a Don Bosco y los convirtió en "presencia de María" en medio de los jóvenes. Deseaba que ella misma y todas las superioras de las casas se comportaran como hermanas y madres capaces de inspirar confianza.

 

Invoquemos a María Auxiliadora, por intercesión de María Dominica Mazzarello, para conformarnos cada vez más a Ella para acercarnos cada vez más a su Hijo