top of page

“Señor, si quieres puedes curarme” – Don José Quadrio y María Pía Gallo



Mayo 2016. Después de 2 meses de consultas médicas y análisis exhaustivos me llega el resultado: carcinoma uterino en estado IV, con metástasis en ganglios linfáticos, hígado y huesos. Inoperable y posible trato solo con quimioterapia.


Ha sido como ir a dar con la cabeza en un muro, aterrorizada, atenazada con mil miedos. Miedo de no salir airosa, miedo por la familia, por mi marido, por nuestros cinco hijos.


No era capaz ni de rezar. Pero alguien lo ha hecho por mí: he estado inmediatamente acompañada por las oraciones y el afecto de todas las familias de ADMA (Asociación de María Auxiliadora) y, sin exagerar, de toda la gran Familia Salesiana, ¡una verdadera potencia de Dios!


Y así se iniciaron las novenas al Venerable don Giuseppe Quadrio, este gran sacerdote, que me ha tomado bajo su protección. Hasta he soñado una noche que me cubría con un manto dorado...


Pero volvamos a las novenas: sentía una grandísima emoción al ver a tantas familias (a tantos niños y jóvenes) rezando por mí; me sentía indigna. Y las gracias no hicieron esperar: he tolerado muy bien las curas, a pesar de que todos me habían proyectado la posibilidad de innumerables efectos secundarios. Y mientras tanto continuaba confiándome totalmente, ofreciendo mi enfermedad por la fe de mis hijos. Repetía con frecuencia: “Señor, si quieres, puedes curarme”.


Después, tras todos estos meses de terapia la PET de hace pocas semanas: las lesiones tumorales han desaparecido todas, ¡estoy curada! Para los médicos es casi un milagro; para mí y para mi marido, al menos una gran gracia recibida por intercesión de don Quadrio y por la fe de tantos amigos, pero también de muchos desconocidos que han rezado por mí. Tengo el corazón lleno de gozo y agradecimiento, me siento, verdaderamente, parte de una gran familia de familias que caminan juntas bajo la guía de Jesús y de María Auxiliadora. Sí, queridos amigos, puedo dar testimonio de que la fe hace milagros y quiero agradeceros a todos el amor que me habéis dispensado, ¡segura de que Dios os restituirá el céntuplo tanto aquí como en el Paraíso!


Boletín Salesiano,

María Pia Gallo, ADMA Turín.


Si has obtenido alguna gracia, envía un breve testimonio acompañado de una foto a:

adma@admadonbosco.org

Comments


LogoAdma2015PayoffADMA-OnLine_edited.png
bottom of page